.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
EDAD ANTIGUA
 
EDAD ANTIGUA
 
BOLSKAN-OSCA. SIETE SIGLOS DE DOMINIO ROMANO
 
 
Hacia el año 200 antes de Cristo. Roma conquista el territorio oscense. La ciudad que encuentran los romanos pertenecía, para algunos historiadores, al pueblo ibérico de los ilergetes y para otros (Francisco Beltrán) al de los suesetanos, vinculados al ámbito vascón. De la lengua prerromana que hablaban conservamos, entre otros testimonios, el nombre del río de la ciudad, el Isuela.
 
A partir del siglo II antes de Cristo. Lento pero imparable avance de la romanización, que hace desaparecer la lengua prerromana, sustituida por el latín. Un testimonio fascinante de ello es el nombre del otro río de Huesca, el Flumen (“río” en latín).
 
Siglos II-I antes de Cristo. La ciudad, ya bajo dominio romano, acuña monedas de plata y bronce con alfabeto ibérico, en las que su nombre es Bolskan (y en algunas ocasiones Olskan). El nombre con el que los romanos la llamaron, Osca (de donde viene oscense, el gentilicio con el que se conoce a los habitantes de Huesca), es seguramente una latinización de dichas denominaciones.
 
77-72 antes de Cristo. Durante una de las guerras civiles que desgarraron la República romana, el general y político Quinto Sertorio hace de Bolskan-Osca la capital de los territorios que dominaba en Hispania.
 
77-72 antes de Cristo. Sertorio funda en la ciudad, según el testimonio de Plutarco, una escuela en la que educa a la manera griega y romana a los hijos de los jefes hispanos que le apoyaban, a la vez que los mantiene como rehenes para asegurarse la lealtad de sus padres. Cuando la guerra se vuelve desfavorable, Quinto Sertorio mata a parte de los estudiantes y vende como esclavos al resto. Inspirándose en este episodio, a pesar de su trágico final, la Universidad de Huesca considerará a Sertorio desde el siglo XVI su fundador mítico y acabará rebautizándose a sí misma como Universidad Sertoriana.
 
77-72 antes de Cristo. Durante las guerras sertorianas -Sertorio se enfrentó primero a Metelo y después a Pompeyo-, la ciudad acuña una cantidad enorme de denarios de plata, con el nombre Bolskan en caracteres ibéricos, hasta convertirse en una de las cecas (si no en la primera) que mayor cantidad de moneda emitió en Hispania bajo dominio romano.
 
72 antes de Cristo. Quinto Sertorio es asesinado durante un banquete en Osca por Perpenna, uno de sus lugartenientes. Perpenna es derrotado y muerto más tarde por Pompeyo, con lo que dan fin las guerras sertorianas. Pompeyo funda Pamplona, a la que da su nombre (Pompaelo).
 
49 antes de Cristo. Julio César menciona en sus Comentarios de la guerra civil a los oscenses (de hecho, son ellos los que encabezan la lista) entre los pueblos que le prestaron apoyo mientras seguía indecisa la batalla de Lérida contra las legiones de Pompeyo. A partir de dicha mención diversos autores han sostenido en los últimos siglos que César recompensó a Osca concediéndole el título de Urbs Victrix (Ciudad Vencedora o Victoriosa), que ostentó después el municipio romano. Ello, aunque posible, dista de ser seguro (otros indicios apuntan a los años siguientes a la muerte de Julio César como el momento en que se otorgó dicho título a la ciudad).
 
Hacia el año 39 antes de Cristo. Gneo Domicio Calvino, gobernador de la Hispania Citerior –o Tarraconense, por su capital Tarraco (Tarragona)-, que era la provincia a la que pertenecía Osca, acuña denarios con su nombre en la ciudad. Es la primera moneda con alfabeto latino y no ibérico como las de Bolskan, y también la primera en la que aparece el nombre Osca. Y es la última moneda de plata que emitió la ciudad.
 
Hacia el año 30 antes de Cristo. Osca adquiere la condición privilegiada de municipio romano, por la que todos sus habitantes pasan a ser ciudadanos romanos de pleno derecho. La ciudad se gobierna como una pequeña Roma, con dos magistrados anuales, los duunviros, al frente. El título oficial del municipio romano es Urbs Victrix, que solo conocemos a través de las monedas.
 
30 antes de Cristo-40 después de Cristo. Durante unos 70 años Osca acuña monedas, ya solo de bronce, bajo los emperadores Augusto, Tiberio y Calígula. En el anverso figura el retrato del emperador correspondiente. Y en el reverso un jinete armado con lanza, que ya aparecía en las monedas de Bolskan; el nombre Osca; el título del municipio, Urbs Victrix, abreviado de diversas formas -la más frecuente es V.V. (la “u” de Urbs y la “uve” de Victrix); y los nombres de los duunviros de ese año -se conocen en total siete parejas-. A finales del siglo XVI el jinete lancero y el título Urbs Victrix Osca de estas monedas imperiales se incorporaron al nuevo escudo de Huesca, vigente todavía hoy.
 
Siglo I después de Cristo. Construcción del teatro romano, cuyos primeros restos se han localizado al final del Coso Bajo, en la parte baja del cerro en el que se asienta la ciudad.
 
Siglos I-IV después de Cristo. Llegada, en circunstancias desconocidas, del cristianismo a Huesca.
 
258. Martirio en Roma, durante la persecución del emperador Valeriano, de San Lorenzo, el primer patrón de la ciudad, quien según tradiciones oscenses medievales nació en Huesca.
 
303-304. Martirio en Valencia, durante la última gran persecución del Imperio romano contra los cristianos, de San Vicente, el segundo patrón de la ciudad, quien según tradiciones oscenses medievales nació en Huesca.
 
417. Siagrio, primer obispo conocido de Huesca. Su nombre aparece junto al del presbítero Severo en una carta del hispano Consencio a San Agustín. En dicha carta, descubierta en 1975, Consencio acusa a Severo y al obispo Siagrio de connivencias con la herejía priscilianista.
 
476. Desaparición del Imperio romano de Occidente. Durante los siglos VI y VII la ciudad forma parte del reino visigodo de Toledo.
 
Siglos VI-VII. Se conocen los nombres, unos más seguros que otros, de ocho obispos de Osca: Elpidio, Pompeyano, Vicente, Gabino, Ordulfo, Eusebio, Gadiscaldo y Audiberto. Ignoramos sin embargo donde estaba situada la catedral (quizá en la parte más alta de la ciudad, donde se levantarían más tarde la mezquita mayor y la catedral gótica) y su advocación.
 
598. Concilio en Huesca de los obispos de la provincia Tarraconense.
 
673. Estancia en Osca del rey visigodo Wamba, durante la campaña que emprendió para sofocar la revuelta del duque Paulo.
 
 
imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es