.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
CRONOLOGÍA GENERAL
 
 
HISTORIA DE LA CIUDAD DE HUESCA
 
CRONOLOGÍA GENERAL
 
 
Huesca, capital de la comarca de la Hoya de Huesca y de la provincia de su mismo nombre, es, con algo más de 50.000 habitantes, la segunda ciudad de Aragón tras Zaragoza.
 
Se encuentra situada en el límite entre dos grandes unidades naturales: los Pirineos y el Valle del Ebro. La ciudad se extiende al pie de las Sierras Exteriores, las últimas estribaciones de la cordillera pirenaica, y en las primeras tierras del Valle del Ebro, que son conocidas como Somontanos por encontrarse junto a las Sierras.
 
La ciudad se ha asentado a lo largo de la historia en un cerro fácilmente defendible, a 488 metros de altitud sobre el nivel del mar, situado junto a su pequeño río, el Isuela.
 
Huesca está hoy excelentemente comunicada (autovía con Zaragoza y en construcción con Lérida y Pamplona; conexión directa con AVE a Madrid; aeoropuerto Huesca-Pirineos).
 
La ciudad destaca por una rica vida cultural y un ciclo festivo que tiene en las fiestas de San Lorenzo –del 9 al 15 de agosto- su principal exponente; su oferta turística, basada en un excepcional patrimonio histórico-artístico y natural; la vocación de convertirse en ciudad de congresos, gracias al nuevo Palacio de Congresos; y una importante actividad económica, con un destacado foco en el Parque Tecnológico Walqa.
 
 
La cronología general de la historia de la ciudad de Huesca que presentamos a continuación, en unas 20 páginas, se estructura en estos cinco periodos:
 
 
 
Los testimonios más antiguos de ocupación humana son de época neolítica (hace 6.000 años).
 
 
La ciudad prerromana (ilergete o suesetana), de nombre Bolskan, fue llamada Osca por los romanos -y de ahí oscense-. Durante los siete siglos de domino romano fueron hitos importantes la presencia de Quinto Sertorio y la acuñación de monedas ibéricas y latinas. La lengua prerromana desapareció, siendo sustiuida por el latín. Al final del periodo romano y durante los dos siglos de dominio visigodo Osca se hizo cristiana y tuvo obispos.
 
 
Durante los cuatro siglos de dominio musulmán la ciudad, que ahora se llamaba Wasqa, se islamizó y arabizó profundamente: el islam fue la religión mayoritaria y el árabe la lengua hablada y escrita. Los cristianos mozárabes eran una minoría y el obispado terminó por desaparecer. Wasqa fue la ciudad más al norte de todo al-Andalus.
 
La conquista aragonesa de 1096, tras la batalla de Alcoraz, dio origen a la Huesca actual. Se restaura el obispado y el cristianismo vuelve a ser la religión predominante. El aragonés, nacido en las montañas pirenaicas, sustituye al árabe como lengua común. Huesca es una ciudad de las tres culturas: cristianos, judíos -hasta 1492- y musulmanes -hasta 1526-. San Lorenzo y San Vicente se convierten en los patrones de la ciudad. Los principales monumentos medievales son las murallas árabes, San Pedro el Viejo -monasterio románico y panteón real-, la Catedral gótica, el Palacio Real y las iglesias de Salas y San Miguel.
 
 
El castellano se convierte, en detrimento del aragonés, en la lengua común. Es la gran época de la Universidad de Huesca, fundada en el siglo XIV. Y es precisamente la Universidad la que trae la imprenta a la ciudad (año 1575). El mecenas y coleccionista Vincencio Juan de Lastanosa propicia la publicación en Huesca de las obras de Baltasar Gracián. Los principales monumentos oscenses de estos siglos son el Ayuntamiento, las iglesias de San Lorenzo, Santo Domingo y la Compañía, el edificio octogonal de la Universidad, el Colegio de Santiago y el pantano de Arguis.
 
 
La Universidad de Huesca cierra sus puertas en 1845 (los estudios universitarios existentes en la actualidad dependen de Zaragoza). Valentín Carderera, Lucas Mallada, Ramón Acín y los hermanos Saura son figuras muy destacadas. En el siglo XIX Huesca supera por primera vez los 10.000 habitantes. En el XX la población se multiplica por cuatro y el plano urbano se extiende mucho más allá de lo que había sido el casco histórico.
 
imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es