.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
JUAN FRANCISCO ANDRÉS DE UZTARROZ

 

El historiador zaragozano Juan Francisco Andrés de Uztarroz (1606-1653), que llegó a ser Cronista de Aragón, estuvo estrechamente relacionado con Lastanosa.

Retrato de Juan Francisco Andrés de Uztarroz (detalle de la Vista de Zaragoza de Martínez del Mazo -Museo del Prado-)

 
Andrés de Uztarroz, que viajó en varias ocasiones a Huesca, es autor de sendas descripciones, en prosa y en verso, del palacio, los jardines y las colecciones lastanosinas:
Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa. Manuscrito en prosa de hacia 1650, conservado en la Hispanic Society of America, en Nueva York (manuscrito B-2424, f. 24-51). Es la descripción más detallada que poseemos.

Descripción de las antiguedades i jardines de don Vincencio Iuan de Lastanosa. Breve impreso en verso publicado en Zaragoza en1647.

 

Ex libris de Juan Francisco Andrés de Uztarroz (Historia del Carmen descalzo de fray Jerónimo de San José -Biblioteca Pública de Huesca-)

 
Escribió, asimismo, tres libros sobre santos y devociones oscenses, en los que los Lastanosa se hallan muy presentes.

Defensa de la patria del invencible martyr San Laurencio -Zaragoza, Hospital de Nuestra Señora de Gracia, 1638-, escrita para oponerse a los que hacían cordobés al patrón de Huesca. En esta obra Andrés de Uztarroz se sirvió de documentos medievales cuyo propietario era Vincencio Juan de Lastanosa.

Monumento de los santos martyres Iusto i Pastor -Huesca, Juan Nogués, 1644-, libro dedicado al canónigo Juan Orencio Lastanosa en el que se estudian las antigüedades romanas aparecidas al construir la capilla de ambos santos, que ingresaron en las colecciones lastanosinas. El Instituto de Estudios Altoaragoneses publicó una edición facsímil de esta obra en 2005.

Vida de San Orencio, obispo de Aux -Zaragoza, Pedro Lanaja y Lamarca, 1648-, libro compuesto, como reconoce Andrés de Uztarroz, en la “librería” de Lastanosa. El Cronista trata de refutar en el mismo a quienes negaban que San Lorenzo y San Orencio eran hermanos, tal y como afirmaban las tradiciones oscenses.

 
Juan Francisco Andrés de Uztarroz, por último, fue autor de diversos textos, en prosa y en verso, relacionados directamente con Lastanosa (si bien la mayoría de ellos no llegó a publicarse):

Uno de los tres Discursos que figuran en el Museo de las medallas desconocidas españolas, el libro sobre las antiguas monedas ibéricas que Vincencio Juan de Lastanosa publicó en Huesca en 1645. 

Poemas en el manuscrito B-2424 de la Hispanic Society of America:

Romance jocoso a la desnudez de la estatua de Alcides sustentando sobre los hombros el globo celeste, cuyo simulacro misteriosamente ilustra la casa de Don Vincencio Juan de Lastanosa, del año 1646, que Andrés de Uztarroz firmó con su seudónimo de El Solitario (f. 80-99).

Matraca de la piedra imán a las piedras preciosas (f. 126-130).

Dos poemas a un cupidillo grabado en un ágata que tenía Lastanosa en su Dactiloteca, fechados el 15 de enero de 1653 -el año de la muerte de Andrés de Uztarroz- (f. 131-132 y 134-136).

La traducción, en 1646, de un epigrama latino de Casaneo sobre las perfecciones de la hermosura, firmada nuevamente como El Solitario (f. 137-138).

Otro poema y un epigrama dedicado a Lastanosa (f. 141 y 157).

Poemas en el manuscrito Obras poéticas originales del Coronista del Reyno de Aragon Iuan Francisco Andrés Ustaroz, que se conserva en la biblioteca del Wellesley College (Estados Unidos). El Instituto de Estudios Altoaragoneses ha obtenido una copia digital de dicho manuscrito (véase el apartado Recuperación de patrimonio. Manuscritos). Las poesías fueron escritas en los dos últimos años de vida de Andrés de Uztarroz (1652-1653). Los que tienen que ver con Lastanosa son los siguientes:

poemas dedicados a Catalina Teresa Lastanosa, hija del mecenas y coleccionista oscense, que se había hecho monja carmelita descalza.

una décima titulada El licenciado Lorenzo Agüesca envió a don Vincencio Juan de Lastanosa un esqueleto de lechuza, y en recompensa le envió otro de un buitre a 11 de octubre de 1652 (f. 24).

tres escritos sobre objetos pertenecientes a las colecciones lastanosinas que también figuran, como acabamos de decir, en el manuscrito B-2424 de la Hispanic Society. Son:

Matraca de la piedra imán a las piedras preciosas (f. 137).

En una ágata que tiene Don Vincencio Juan de Lastanosa en su Dactilotheca se ve grabado un cupidillo con alas, hiriendo un corazón con una flecha, y regando una palma con su sangre (f. 223).

A un Cupidillo grabado en una ágata que tiene Don Vincencio Juan de Lastanosa en su Dactilotheca. Está arrodillado hiriendo con una flecha un corazón que está ardiendo sobre un ara y sobre la cabeza del ciego dios una estrella (f. 225). 

Félix Latassa nos proporciona noticias de otro soneto, por desgracia perdido, de Andrés de Uztarroz a Vincencio Juan de Lastanosa, en el que consolaba a éste por la sátira de un colegial del Colegio universitario oscense de Santiago contra El Héroe de Baltasar Gracián, el primer libro que el escritor jesuita publicó en Huesca, en 1637, gracias al mecenazgo de Lastanosa (véase Ricardo del Arco, La erudición aragonesa en el siglo XVII en torno a Lastanosa, Madrid, 1934, p. 96).

Cincuenta y dos cartas de Andrés de Uztarroz a Vincencio Juan de Lastanosa. De ellas, 27 se han perdido, y sólo conservamos los extractos o copias de las mismas realizados a fines del siglo XVIII por Félix Latassa; las restantes 25 cartas se encuentran en la Biblioteca Nacional (véase Carlos Garcés Manau y José Enrique Laplana Gil, “Baltasar Gracián: cartas y noticias desconocidas”, Voz y Letra, Madrid, Tomo XIII, Volumen 2, 2002, p. 61-79).


Tras la muerte de Juan Francisco Andrés de Uztarroz en 1653, varias de sus obras, en forma manuscrita, entraron a formar parte de la Biblioteca lastanosina. Lastanosa lo reconoce expresamente, al hablar de los manuscritos que poseía: “Y lo que da sumo realce a esta Librería es varios fragmentos de las fecundas obras del doctor Juan Francisco Andrés, Cronista de estos reinos y de su Majestad” (Narración de lo que le pasó a Don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave, manuscrito B-2424 de la Hispanic Society of America, f. 68r.).

Bibliografía: Ricardo del ARCO Y GARAY, La erudición española en el siglo XVII y el Cronista de Aragón Andrés de Uztarroz, 2 Vols., Madrid, 1950. 

 

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es