.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
CATEDRAL


Vincencio Juan de Lastanosa y su hermano, el canónigo Juan Orencio Lastanosa, adquirieron en 1645 los derechos sobre una de las capillas de la Catedral, la de los santos Felipe y Santiago. Al pasar a los Lastanosa, la capilla cambió de titulares: ahora serían los santos Orencio y Paciencia, padres de San Lorenzo según las tradiciones oscenses; recordemos que Juan Orencio Lastanosa, con cuyas rentas como canónigo de la Catedral se sufragaron la construcción y decoración de la capilla, llevaba precisamente el nombre del padre y el hermano de San Lorenzo, Orencio.

La nueva capilla, además de pertenecer a los Lastanosa, se convirtió en sede de la parroquia de la Catedral (las otras tres parroquias de la ciudad eran, en estos siglos, San Pedro el Viejo, San Lorenzo y San Martín); por esta razón, sobre el altar hay todavía hoy un precioso sagrario o tabernáculo. La parroquia había tenido su sede hasta entonces en la capilla de San Juan (el cuerpo inferior de la gran torre campanario de la Catedral), que queda justo enfrente de la de los Lastanosa. La capilla de San Juan había sido profanada en 1641, al ser robadas las hostias consagradas por el francés Juan Casaviella. En el acuerdo al que los hermanos Lastanosa llegaron en 1645 con el cabildo de la Catedral, además de lo relativo a la nueva capilla de los santos Orencio y Paciencia y su traslado a ella de la parroquia, los dos hermanos quedaron obligados a reformar, a sus expensas, la capilla de San Juan, para que sirviera a partir de entonces como sede del cabildo catedralicio (en la actualidad, esta antigua capilla alberga la sala de orfebrería del Museo Diocesano).

A partir de 1645, y durante más de veinte años, los Lastanosa convirtieron su capilla de la Catedral en un magnífico conjunto barroco. Originalmente, constaba de cinco ámbitos. Dos de ellos, sin embargo, desaparecieron durante las restauraciones llevadas a cabo en la Catedral en las últimas décadas:

1. Una habitación o cuarto exterior, alrededor de la cúpula.

2. La sacristía de ladrillo, que daba a la plaza. Dicha sacristía, con acceso directo desde la capilla, permitía descender a las criptas subterráneas. Tras su derribo, a las criptas se accede por una puerta en la fachada de la Catedral, sin conexión directa con la capilla. Los principales elementos decorativos de la sacristía eran:

•una fuente o lavamanos de alabastro con representaciones de los ríos Isuela y Flumen y un escudo de los Lastanosa, fechada en 1652, que se conserva en el Museo de Huesca. 

•un modelo o maqueta del retablo de la capilla de los santos Orencio y Paciencia, mencionado por Ricardo del Arco en 1924 y actualmente desaparecido.

•el retablo de la antigua capilla de los santos Felipe y Santiago, hoy en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona).

Tras la desaparición del cuarto superior y la sacristía, los tres ámbitos supervivientes son la capilla propiamente dicha y sus dos criptas subterráneas. Como resultado de las gestiones llevadas a cabo por el Instituto de Estudios Altoaragoneses, el Gobierno de Aragón, con fecha 4 de abril de 2006, destinó 345 000 euros a la restauración integral de la capilla y sus criptas. Esta actuación constituye el principal legado que la conmemoración del cuarto centenario del nacimiento de Vincencio Juan de Lastanosa dejará en la ciudad. La restauración quedó culminada durante el verano de 2007.

3. La capilla. Sus principales elementos son:

•el arco triunfal y la reja de entrada.

•el retablo, con cuatro grandes columnas salomónicas y un lienzo central en el que están representados San Orencio y Santa Paciencia, los titulares de la capilla.

•el sagrario o tabernáculo.

•los retratos de cuerpo entero de Vincencio Juan de Lastanosa (éste, fechado en 1667) y su hermano Juan Orencio.

•las pinturas murales y de la cúpula, donde Celia Fontana ha identificado un posible retrato de Catalina Gastón, la mujer de Lastanosa, y una Última Cena inspirada en un cuadro de Tintoretto.

4. La primera cripta, en la que están enterrados los dos hermanos Lastanosa, sus antepasados y la mujer de Vincencio Juan. En ella sobresalen:

•un pequeño retablo dedicado a la Inmaculada Concepción.

•dos grandes sarcófagos de piedra, en los que reposan los restos de Vincencio Juan de Lastanosa y su hermano.

•sendas estatuas orantes en alabastro de ambos hermanos (la de Vincencio Juan, fechada en 1668).

•inscripciones latinas, con relieves figurados, de ambos hermanos, sus antepasados y Catalina Gastón, la mujer de Vincencio Juan de Lastanosa.

El 14 de marzo de 2007, durante los trabajos de restauración, se abrieron los sarcófagos de los hermanos Lastanosa. Ambos cuerpos aparecieron embalsamados (el de Juan Orencio, en especial, se encontraba en un magnífico estado de conservación). Junto a los restos mortales del canónigo Juan Orencio Lastanosa aparecieron además los siguientes objetos: un plato de cerámica con el escudo de los Lastanosa, una copa y una vinajera de cristal, y su título, impreso en seda en el año 1640, de doctor por la Universidad de Huesca, también con un gran escudo de los Lastanosa. El canónigo llevaba vestiduras canonicales, de nuevo con el escudo familiar.

5. La segunda cripta, excavada en la roca natural por Vincencio Juan de Lastanosa para que fuera el lugar de enterramiento de sus descendientes. En ella, por una singular coincidencia histórica, descansa otra gran figura de la historia altoaragonesa: el naturalista Félix de Azara, muerto en Huesca en 1821.


Bibliografía:

María Celia FONTANA CALVO

— (2001), «Los retratos de los Lastanosa en la Catedral», Diario del Altoaragón, 27-Mayo-2001.

— (2003), «La capilla de los Lastanosa en la catedral de Huesca. Noticias sobre su fábrica y dotación», Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, XCI, pp. 169-215 (texto) y 409-424 (ils.).

— (2004), «Ideario y devoción en la capilla de los Lastanosa de la catedral de Huesca», Argensola, 114, pp. 221-276.

— (2006), «Un modelo de Tintoretto en la capilla de los Lastanosa de la catedral de Huesca», Argensola, 116, pp. 197-201.

— (2007), «Las capillas de la familia Lastanosa en la Catedral y la iglesia de Santo Domingo de Huesca», Vincencio Juan de Lastanosa (1607-1681). La pasión de saber, pp. 79-85.

— (2008), La capilla de los Lastanosa en la catedral de Huesca, Zaragoza, Gobierno de Aragón y Prames.

 

 

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es