.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
1679-1681

 

Testamento, publicaciones y donación

En agosto de 1679, con setenta y dos años, Lastanosa hizo testamento con el notario, y miembro del círculo lastanosino, Diego Vincencio Vidania (en diciembre de 1681, apenas seis días antes de morir, le añadiría un codicilo, también con Vidania) .

En diciembre de 1680, un año antes de su muerte, apareció en los cielos uno de los cometas más espectaculares de la historia. En Huesca se publicaron dos breves tratados sobre el mismo (otros dos se habían impreso en la ciudad en 1618, tras la aparición de otros cometas). El autor de uno de ellos era el oscense Francisco de Artiga, un personaje polifacético vinculado también con Lastanosa que proyectó, entre 1686 y 1690, dos obras fundamentales para Huesca: el pantanto de Arguis, uno de los más antiguos de España, y el singular edificio octogonal de la Universidad.

Durante los últimos años de vida de Vincencio Juan de Lastanosa se pensó publicar varias obras suyas. Entre ellas, una segunda edición del Museo de las medallas desconocidas españolas y la Dactiloteca, un tratado sobre los camafeos y piedras preciosas que formaban parte de sus colecciones. Ninguna de ellas llegó a ver la luz. Sí se publicó en cambio (en Zaragoza en 1681, el mismo año de la muerte de Lastanosa) el Tratado de la moneda jaquesa, un libro dedicado a la moneda aragonesa desde sus orígenes medievales. Esta obra estaba basada en un manuscrito de 1661, la Piedra de toque de la moneda jaquesa, del que se conservan dos ejemplares en la Biblioteca Nacional y uno en el Museo Arqueológico Nacional .

En el Tratado de la moneda jaquesa figuran unos “Elogios” (en la mayoría de los ejemplares del libro) y una “Carta”, mucho más larga e interesante (presente solo en unos pocos, sustituyendo a los Elogios), ambos de Diego Vincencio Vidania, que proporcionan relevantes informaciones sobre el mecenas oscense. Pocos años después Vidania abandonó Huesca; acabó recalando en Italia, donde se convirtió, hasta su muerte en 1732, en una importante figura de la vida cultural de Nápoles. En el Tratado hay también grabados de monedas, obra de Francisco de Artiga. Junto a Vidania y Artiga, otra destacada personalidad relacionada con Lastanosa en la etapa final de su vida fue Diego José Dormer, Cronista del Reino de Aragón. En 1672 y 1673 Vidania y Dormer, como había hecho Andrés de Uztarroz décadas antes, escribieron sendas obras para defender el oscensismo de San Lorenzo, en este caso frente a quienes lo hacían valenciano.

En 1681, el año de su muerte, Vincencio Juan de Lastanosa donó 1100 monedas, en su mayoría aragonesas, y documentos, manuscritos y libros relacionados asimismo con Aragón al Archivo del Reino, en Zaragoza. Al parecer, Lastanosa decidió hacer esta donación durante el año en que fue Diputado. Las instituciones aragonesas recompensaron su generosidad colocando un retrato suyo en el Archivo, junto a los de tres importantes figuras del siglo XVI, Antonio Agustín y los Cronistas Jerónimo Zurita y Jerónimo Blancas. Tanto estos retratos como una parte importante de la donación hecha por Lastanosa desaparecieron con la destrucción del palacio de la Diputación, que albergaba el Archivo, en los Sitios de Zaragoza.

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es