.. realizar la busqueda ..
 
Inicio  > Vincencio Juan de Lastanosa > Museo > Música           
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
MÚSICA

 

No parece que la música constituyera, realmente, una de las principales aficiones de Vincencio Juan de Lastanosa. Las referencias de carácter musical que aparecen en las descripciones conservadas, y que se transcriben a continuación, son las siguientes:

Libros de música que poseía el mecenas oscense (apenas cuatro obras).

Instrumentos musicales en sus colecciones
(un clavicémbalo; y dos instrumentos mucho más exóticos: la cabeza de la cabra en la que se criaba la piedra bezoar, procedente de América, y una bocina de marfil, de origen africano).

Pinturas con representaciones de instrumentos musicales
(dos, ubicada en el Salón de retratos, en las que aparecían el rey David y Apolo y las Musas, y otra en la Galería de pinturas, con Santa Cecilia).

Un curioso episodio ocurrido en las fiestas que Huesca celebró en 1662 en honor de la Inmaculada (bajo un obelisco que Lastanosa había levantado ante su palacio, unos hermosos niños, ataviados con alas y coronas de flores, simulaban tocar música; el sonido procedía realmente de una “copla de instrumentos de cuerda”, que permanecía oculta”).

 

Angeles músicos en la cúpula de la capilla de los Lastanosa en la Catedral

Libros de música

Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave (Hispanic Society of America, manuscrito B-2424, f. 57v.-58r.):

“De Música:

La guitarra española, de Juan Carlos, en Lérida año 1635.

El Padre Athanasio Kircher, en la Musurgia universal, en folio, primero y 2º tomo.

Thainot, en su Orchesographia, impresa en Lengres, enseña la música del bajón, pífano y caja, y a seguirla con los pies y cuerpo danzando, y para la guerra el compás con que se ha de seguir dicha música marchando.

El M. Fabricio Caroso, en su Ballarino, en 4º, impreso en Venecia año 1581”.

Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa (Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 6r., 47v., 54v. y 60v. –corresponden a los números 116, 602, 739 y 765 de la edición del Catálogo realizada por Karl Ludwig SELIG, The library of Vincencio Juan de Lastanosa, patron of Gracian, Ginebra, 1960):

“Musurgia Universalis. 2 tomos. En folio. Roma 1649.

Il valarino di M. Fabritio Caroso da ser moneta . En 4°. En Venetia 1581 [esta obra vuelve a aparecer más adelante, en el mismo Catálogo, en esta forma: “El M. Fabritio Caroso. Il valarino da ser moneta. En 4º. Venetia 1581”].

Orchesographie. El qual trata en forma de dialogo de los honestos exercicios de los dances, escrita por Juan Despreyz. En 4º”.

Angeles músicos en la cúpula de la capilla de los Lastanosa en la Catedral


Instrumentos musicales

Clavicémbalo

Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa (Hispanic Society of America, manuscrito B-2424, f. 39v.):

“Sobre el cuarto principal hay otro a mano derecha que tiene su ascenso por una escala espaciosa. La primera pieza es grande y cuadrada, con mucha luz, y se adorna de pinturas, y hay en ella un clavicémbalo [se trata de la sala que daba acceso a la Biblioteca]”.

Instrumento musical hecho con la cabeza de la cabra en que se criaba la piedra bezoar

Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa
–Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 102-103-):

“Un instrumento músico hecho de una cabeza de la cabra en que se cría la piedra bezar, que servía en las Indias en los sacrificios que hacían aquellos gentiles al demonio, y con el mismo instrumento los atemorizaba con un ruido horrendo, y esto fue mucho mas frecuente poco antes que llegaran los católicos a predicar el Evangelio”.

Bocina de marfil

(De este colmillo de elefante decorado, que Vincencio Juan de Lastanosa creía asiático pero que procedía en realidad, muy probablemente, del África occidental, conservamos tres descripciones escritas y un dibujo fechado en 1635).

“Otra [bocina] de marfil de casi una vara de largo, de un Rey del Japón, los dos tercios estriados y el último escamado; remata en una cabeza de caimán, tiene asida con la boca la cabeza de un rey” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 47).

“Una bocina de marfil de casi una vara de larga de un Rey del Japón” (Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave, Hispanic Society of America, B-2424, f. 75v.).

“Una bocina de marfil de casi una vara de largo de una pieza, los dos tercios estriada con mucha gala, en el ultimo hecha una cabeza de caimán con muchas escamas, y de la boca le sale una cabeza de un indio coronado, era de un Rey de la India” (Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa –Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 102v.-).

Dibujo con las inscripciones “Bocina de marfil que está entre las antigüedades de Vincencio Lastanosa en el año 1635” y “Bocina de marfil. Tiene de largo una vara menos una sesma. Es de una pieza” (el dibujo es propiedad de Francisco J. Asín Remírez de Esparza).

Para el origen africano de la “bocina”, y la existencia en museos internacionales de piezas muy semejantes a esta, que son precisamente africanas, véase Santiago ECHANDI ERCILA, “Filosofía y saberes del Barroco (En las bibliotecas de Spinoza y de Lastanosa)”, Actas del I y II Curso en torno a Lastanosa, Huesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 2000, p. 69-73 y Ezio BASSANI y William B. FAGG, Africa and the Renaissance: art in ivory, 1998.

Angeles músicos en la cúpula de la capilla de los Lastanosa

Pinturas con representaciones de instrumentos musicales

Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa (Hispanic Society of America, manuscrito B-2424, f. 29, 31 y 36):

"En la testera principal [del salón de retratos] hay una puerta grande que franquea la entrada a otro cuarto. Sobre ella está un lienzo prolongado con el Rey David tocando el arpa y un coro de niños que, enlazados de las manos danzando, parece que solemnizan su armonía”.

“Ennoblecen esta misma pieza diferentes pinturas de singular estudio. En una se ve Apolo con las nueve Musas con sus instrumentos músicos, que muestra en la valentía y hermosura ser obra del famoso [en blanco]”.

“A este cuadro [en la galería de pinturas] se sigue otro de santa Cecilia, que tiene un libro de canto en las manos y algunos ángeles en su contorno con instrumentos músicos, con guarnición negra y perfiles de oro”.



Fiestas de 1662

Relación de las fiestas que se han hecho en la ciudad de Huesca a la exaltación inmaculada de la pureza de María santísima con el breve de la santidad de Alejandro 7 obedeciendo las reales cartas del rey nuestro señor Felipe cuarto el grande en este año de 1662 (Biblioteca Nacional de Madrid, manuscrito 18658-1, p. 14):

“Todo este obelisco estaba cubierto de tela rica verde con flores de oro, en cuyo campo lucían formados con gran destreza los atributos de la Virgen. En los cuatro ángulos estaban los cuatro Doctores de la Iglesia con sus insignias. Pero lo que más alegraba la vista eran muchos ángeles vivos que ocupaban las gradas del obelisco, niños hermosísimos digo, que vestidos ricamente con vistosas alas y coronas de flores tenían diversos y misteriosos instrumentos y atributos de la Concepción, que daban notable agrado y afecto con su ternura. Rodeaban el pie del obelisco sobre la basa blandones con cirios de cera blanca dorados de grandeza de hachas. Había encubierta una suave copla de instrumentos de cuerda, cuya consonancia sustituía la que representaban los instrumentos de los niños”.


 

 

 

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es