.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
INSTRUMENTOS CIENTÍFICOS


Los instrumentos científicos, como las brújulas, compases, astrolabios, esferas terrestres y celestes, espejos de todas clases o relojes (en los jardines se había instalado, por ejemplo, un reloj de sol), no faltaban tampoco en las colecciones lastanosinas.

Aún más notable era, con todo, que Vincencio Juan de Lastanosa poseyera en Huesca, en el mismo siglo en que ambos instrumentos se inventaron, telescopios y microscopios (“anteojos”, como veremos enseguida, los llamaba el mecenas oscense).

Véase, para este tema, Pedro RUIZ CASTELL, “Instrumentos científicos en las colecciones de Vincencio Juan de Lastanosa”, en Vincencio Juan de Lastanosa (1607-1681). La pasión de saber, Huesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 2007, p. 159-165 (abrir pdf del artículo).


Referencias a instrumentos científicos en las descripciones de las colecciones lastanosinas:


1. Genealogía de la Noble Casa de Lastanosa (Biblioteca Nacional de España, manuscrito 22.609, f. 270):

“De instrumentos, los más exquisitos que se hallan en la perspectiva, captotria y óptica. Y de lo mecánico lo más extravagante”. 

2. Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa (Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 100):

"Instrumentos Matemáticos:

Una esfera grande de madera.

Una esfera pequeña de plata.

Dos juegos de globos, los unos pequeños, los otros algo mayores.

Un instrumento de nogal para tomar alturas, nivelar planos, tomar declinaciones y delinear relojes.

Una cuarta de círculo grande de bronce, excelentemente graduada por el un lado, y en el otro hecho un reloj cilindro.

Cuatro compases excelentes.

Una pantómetra de bronce hecha en Amsterdam, de muchos usos.

Un compás simple de bronce con puntas de acero, hecho en Amsterdam.

Otro compás de bronce con diversas puntas que mudar, travesado por el medio una cuarta de círculo graduada con sus tornillos, que puesto en el punto que se desea queda inmóvil.

Un triángulo o cuadrante de bronce graduado, todo él se pliega con mucha curiosidad.

Algunos relojes para el sol y estrellas.

Algunos anteojos de larga vista muy buenos, y entre ellos dos que tienen a diez palmos de largo y se ve con ellos las manchas del Sol, Venus cornuta, etc.”.

3. Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave (Hispanic Society of America, B-2424, f. 54-57, 67, 68 y 72):  

“Ni falta tampoco [Lastanosa está hablando de los libros de “Astrología” que posee] la noticia de las nuevas maravillas descubiertas en el sol con el helioscopio de Kircher, y en el cuerpo lunar con el binóculo que inventó el Padre Antonio Rheita, Capuchino ƒËen el margen pone: “Occulus Enoch et Eliae, del P. Rheita, impreso Antuerpiae 1645”ƒÍ, siendo tales las maravillas que se descubren que si fuera en el siglo de aquellos sabios que defendieron ser otro cuerpo como el que nosotros habitamos, sin duda se confirmaran en esta opinión, pues con dicho instrumento se descubren distintamente montes, valles, dilatadas provincias, impenetrables mares con islas, penínsulas, con tan grande variedad y admiración de los que las han visto que de ellas han formado mapas, y aún distinguidolas con nombres”.

“Acompañan estos libros muchos instrumentos en que se ven raras maravillas. Para la Dioptica, anteojos de los que aumentan los objetos, los crecen y los multiplican, algunos con notable admiración, pues de una pulga se muestra un horrible monstruo, y de menudísimas semillas de flores crecidísimas frutas, como son cidras, limones, naranjas, melones y otra infinidad. De los anteojos hiperbólicos, con que juntando varios fragmentos de diversos objetos en las tablas juntan y forman con perfección aquello que no hay, haciendo representar los más altos misterios de nuestra fe, y es tanto y tan dilatado lo que hay de esto que es corta la vida de un hombre para mirar y gozar sus operaciones.

Para la Captotrica, espejos planos, convexos, cóncavos, cilíndricos, hiperbólicos, con que se obran operaciones admirables, como son incendios, noches oscurísimas, enviar luz a parte muy remota de modo que se vea y aún se pueda leer un papel. Los cilíndricos, recogiendo especies disipadas y de ellas formando y representando figuras perfectas. Obran esto mismo los piramidales, cóncavos o convexos, los redondos puestos de lado. Los convexos, retirando en el centro el objeto representan en perspectiva toda una sala, mostrando todos los lados de ella. De los cóncavos se ve la mayor maravilla, que es arrojar el objeto fuera y representarlo en el aire. De los planos, que parecen los más comunes y simples, opuestos unos contra otros se hacen las lontananzas que dice el italiano, o una vista infinita que no tiene fin. Estos, multiplicados y rompidos los ángulos multiplican el objeto, haciendo de un pedacillo de país una distancia infinita, con tres o cuatro hombres forman un ejército, y son tan universales sus operaciones de los unos y de los otros que de ello hay escritos muchos libros, pues de solo su reverberación escribió el Padre Fray Emanuel Maignan, Mínimo, un gran tomo, que le llamó Perspectiva horaria (en el margen pone: “impreso en Roma año 1648).”.

“De Relojes, libro manuscrito en 4º del Padre Jaime Alberto, de la Compañía de Jesús, amantísimo amigo mío, escrito para mi enseñanza, adonde hay artificiosos y primorosos relojes. (En blanco), valenciano, en 4º. Pedro de Floutrieres, en 8º, impreso en Paris 1638. El Padre Pedro Bobynet, de la Compañía de Jesús, dos tomos en 8º, en Paris 1647. Mario Vitino, en sus dos tomos de la Apiaria. El Padre Athanasio Kircher, en el tomo de la luz y la sombra y en el de la magnética”.

“De Relojes, de Astrología, Química y Secretos, Aritmética, Fortificación, Matemáticas, Formación de escuadrones, Usos de instrumentos matemáticos como pantómetras, compases de proporción, etc., de todas estas materias muchos tratados”.

“Dichos libros se colocan [en la Biblioteca] en estantes hechos de negro y oro. Las divisiones las hacen termas que representan a Apolo y las Musas, sustentando una cornisa adornada de estatuas, globos, esferas, cuerpos geométricos y urnas”.

“Séptimo escritorio [también en la Biblioteca]. Contiene instrumentos para las Matemáticas, como son esferas, anillos astronómicos, cilindros, báculos mensorios, compases de proporción, pantómetras y otro gran número, y a todos los acompañan libros impresos o manuscritos que explican y enseñan su uso. Hay un buen número de cosas mecánicas de todos las artes y materias, espejos, anteojos, cóncavos, convexos, hiperbólicos y otra mucha variedad, que por haberse hablado de ellos arriba no se dice aquí con más expresión”.

4. Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa (Hispanic Society of America, B-2424, f. 25, 40 y 44):

“Asimismo se adorna esta pieza [el camarín situado en el primer descanso de la escalera principal] de muchos espejos, cuyos ornatos son de maderas preciosas y plata y algunos de bigniatura, que es un hermoso colorido de flores sobre campo blanco, a imitación de la porcelana de oro. Otros espejos hay redondos, y siendo la superficie convexa se representa en perspectiva todo lo que hay en el camarín. En otro espejo de frente, sin embargo, que es de superficie cóncava, arroja fuera de sí y representa en el aire el objeto que se le acerca. Con este mismo se obran todos los maravillosos efectos que podrá ver el curioso en el libro de las Recreaciones Mathematicas, escrito en lengua francesa, en donde habla de la Captotria”.

“Debajo de esta orden de cuadros [en la galería de pinturas] hay otra de emblemas iluminadas en pergamino, con talcos y guarniciones de ébano, puestos entre medio espejos redondos de superficie convexa puestos en perspectiva, y en cada uno se representa todo lo que hay en la galería, los jardines, huertas y países que se descubren por los balcones. Hay asimismo otros espejos muy crecidos, unos guarnecidos de ébano y otros de plata, y en ellos, ya por la multiplicación, ya por la oposición, se representa lo que se ve en los planos, y al contrario obran maravillosos efectos, que no solo recrean la vista sino que causan grande admiración al entendimiento”.

“El escritorio que se sigue [en la Biblioteca] está adornado varios cuerpos de Geometría, donde se depositan pantómetras, compases de proporción, cuadrantes, anillos, astrolabios, niveles, escuadras, cartabones, vespertelio, perpendículos, cilindros de la captotria y matemáticas, brújulas, esteliones, piedra imán, calibros y muchos otros instrumentos para el uso de la Geometría, Matemática, Astrología, Captotria, Fortificación, Perspectiva. Hay un libro en que están dibujados la mayor parte de estos instrumentos y sus maravillosas operaciones”.

“Dos globos grandes, uno celeste y otro terrestre, de más de tres palmos de diámetro, hermosamente iluminados, modernos, con meridianos de bronce. Otros dos más pequeños, y otros dos menores”.

“Un espejo de superficie convexa [estaba situado en la Biblioteca], de los que en Francia llaman de ojo de buey, y en él se representa todo lo que hay en la Librería”.

 

 

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es