.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
OBJETOS EXÓTICOS


En el museo lastanosino podían admirarse algunos objetos singulares, tanto naturales como artificiales, procedentes de tierras muy lejanas, especialmente Asia y América.

Entre los objetos asiáticos había caracoles de nácar con figuras de “hombres, aves y plantas de la China”, cofrecillos “de obra de la China”, un crucifijo de madera de la India que se encontraba en la capilla del palacio, un coco de las islas Maldivas, una catana tártara y otra china, un ídolo y varios papeles escritos en caracteres chinos y japoneses…

De América procedían, sobre todo, ídolos indios, un ídolo y un arma de las legendarias Amazonas o un extraordinario instrumento musical hecho con la cabeza de la cabra en que se formaba la piedra bezoar.

Vincencio Juan de Lastanosa poseía también una “bocina de marfil” con decoración estriada, que terminaba en una cabeza de “caimán” de cuya boca sobresalía una cabeza humana Se trata, y ello confirma su carácter excepcional, de una de las pocas piezas de las colecciones lastanosinas de las que conservamos un dibujo. Lastanosa creía que había pertenecido a un rey de la India o del Japón, pero provenía realmente, al parecer, de África.

No sabemos demasiado todavía de las vías por las que estas piezas llegaron a Huesca. La catana tártara fue un regalo del Duque de Villahermosa. Algunos ídolos y piedras preciosas americanos, según una noticia aún más sorprendente que nos transmite el propio Lastanosa, fueron traídos de las Indias para el Conde Duque de Olivares por el fraile dominico Juan Beltrán, y habían ingresado finalmente en el museo lastanosino gracias a otro religioso dominico, de origen mallorquín y apellidado Salvador, que era catedrático en la Universidad de Huesca. Finalmente, el ídolo y el arma de la amazonas las trajo a España el jesuita Cristóbal de Acuña, que había explorado el gran río americano en 1639 (este jesuita publicó luego un libro, que curiosamente no parece haber tenido Lastanosa: Nuevo descubrimiento del gran río de las Amazonas por el padre Cristóbal de Acuña … de la Compañía de Jesús … cual fue y se hizo por orden de su Majestad el año de 1639 por la provincia de Quito en los reinos del Perú, Madrid, 1641).

Pero lo ignoramos todo, por ejemplo, de los caminos por los que llegó a la ciudad, desde África, el colmillo de elefante (la “bocina de marfil” de que hablábamos hace un momento), que pertenecía a Lastanosa ya en 1635, cuando este tenía solo 28 años.


Objetos asiáticos

Caracoles de nácar con figuras de la China

“Hay dos caracoles de nácar, el uno de la forma de los caracoles ordinarios que se crían en el campo, pero de mucha grandeza y hermosura. El otro es de los que llaman madre perla, semejante en la disposición a una navecilla, está descubierto por la parte que representa la popa formando otro caracol mas pequeño, y le sirven de ornato y belleza los ribetes que en él dejaron formados las conchas que le quitaron; en lo demás de su corteza hay grabados hombres, aves y plantas de la China. Otro escritorio hay adornado con dos caracoles de la misma calidad” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 26r.).

“Cuatro caracoles de nácar muy raros, de los que traen de las Indias Orientales” (Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa –Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 103v.-).

Cofrecillos de “obra de la China”

“Unos cofrecillos de casi de una vara, de obra de la China, el campo negro con lazos de nácar o madre perla, adornados de cazas y países de oro molido, cerrajas y aldabas doradas” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 37v.).

Crucifijo hecho de madera de la India

“Una cruz grande de maderas de la India, con escudo de plata con las armas de Lastanosa, guarnecido de esmeraldas el Crucifijo y título de la Cruz, que lo tienen dos niños desnudos. Es todo de admirable escultura” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 39r.).

Ídolo con caracteres japoneses

“Un ídolo de piedra arenosa dado de verde con caracteres japones, es a la semejanza del dios Término que adoraron los romanos” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 43r.).

Catanas tártara y china

"Dos catanas, una del Rey de los Tártaros, guarnecida de caray y bronce dorado, con primorosísimas labores de relieve; diósela a don Vincencio Juan de Lastanosa el excelentísimo señor don Fernando de Gurrea Aragón y Borja, Duque de Villahermosa. La otra catana es de los chinas, la cuchilla como rayo, toda grabada de aguas, remata esta y tiene y sirve de empuñadura un diablillo” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 47v.).

“Entre las armas es preciosa una catana guarnecida de oro y caray del Rey de los Tártaros, regálome con ella el Excelentísimo Señor Duque de Villahermosa, en quien porfían la nobleza y opulencia por quien sobresaldrá mas. Otra catana de los Chinas, la cuchilla en forma de rayo y el puño un demonio o alguno de sus ídolos” (Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave, Hispanic Society of America, B-2424, f. 75v.).

Coco de las islas Maldivas

“Un coco de los de las islas de Maldivia, digo medio coco, coge medio cántaro de agua” (Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa –Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 103v.-).

Papeles en idioma chino y japonés

“Papeles sueltos Arábigos, Chinas, Japones, etc.” (Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave, Hispanic Society of America, B-2424, f. 67v.).

“Cinco papeles, en idioma chino unos y otros en el del Japón, exquisitos por el papel y su forma” (Carta de Diego Vincencio Vidania a Lastanosa en los prolegómenos de algunos ejemplares del Tratado de la moneda jaquesa –Zaragoza, 1681-).

Objetos americanos

Ídolo de plasma de esmeralda

“Un ídolo de plasma de esmeralda, que fue uno de los más célebres oráculos que adoraron y temieron los indios en uno de sus templos de su vana idolatría. Habló por su boca muchas veces el demonio. De las últimas burlas que les dio fue mandarles sacrificar tres mil muchachos, ofreciéndoles librar con tan copioso derramamiento de sangre de la opresión que les amenazaba la llegada de los españoles a su provincia. De todo esto hizo relación por escrito el padre fray Juan Beltrán, de la Orden de Santo Domingo, que para presentar al Conde Duque trajo de las Indias con otros ídolos raros y cantidad de piedras preciosas, las cuales tiene hoy en su poder don Vincencio Juan de Lastanosa por la liberalidad del muy reverendo y docto padre maestro fray [en blanco] Salvador, religioso de la misma Orden, natural de Mallorca y Catedrático de [en blanco] en la Universidad de Huesca. Y el testimonio del padre fray Juan Beltrán decía de esta suerte:

El ídolo que yo, fray Juan Beltrán, derribé con mis propias manos de su altar y nicho y conmigo traigo, lo llamaban los indios Gholiabhximi, que quiere decir Dios Gigante. Tiene figura de mochuelo asentado en cuclillas y es de piedra entre los indios estimada y de propiedades. La noche antes que entrásemos en el lugar le sacrificaron más de tres mil muchachos sus propios padres, y cuando quedaron vencidos los indios, quejándose los sacerdotes del dicho falso dios, les respondió el ídolo que porque le habían sacrificado con poca devoción no les había socorrido. Y yo le oí hablar por mis propios oídos. Valía su nicho, que era de oro, perlas y piedras preciosas y telas de gran valor, muchos centenares de millares de ducados. Aconteció esto a 3 de septiembre año 1632" (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 42).

Ídolo hecho en una piedra preciosa de color verde oscuro

“Un ídolo de la diosa Fortuna, venerada por los indios; es una cabeza sin ojos, que en pintarla así quedan acreditados los indios que no son tan bárbaros como creyeron algunos, pues no desconocían los efectos que obra este maestro. La materia de que está fabricada es de una piedra preciosa de color verde oscuro, entre pórfido y plasma de esmeralda” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 45).

Ídolo de las Amazonas

“Hay un ídolo de las Amazonas, del que trajo el padre [en blanco] Acuña en el último descubrimiento que se hizo en el año de [en blanco]. Es un diablo en cuclillas, y las partes de mayor retiro las tiene muy descompuestas y crecidas, el rostro vuelto hacia las espaldas, los ojos hechos de marfil, sobre la cabeza una ave que tiene la cabeza y pico harto grande, mira a la parte contraria que el ídolo; la parte baja termina en punta, en la forma de uso para poderse clavar” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 45v.).

“Estorica” de la reina de las Amazonas

“Una estorica, arma de la Reina de las Amazonas, de la cual hace memoria el padre Acuña en la relación referida” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 47v.).

Instrumento musical hecho con la cabeza de la cabra en que se forma la piedra bezoar

“Un instrumento músico hecho de una cabeza de la cabra en que se cría la piedra bezar, que servía en las Indias en los sacrificios que hacían aquellos gentiles al demonio, y con el mismo instrumento los atemorizaba con un ruido horrendo, y esto fue mucho mas frecuente poco antes que llegaran los católicos a predicar el Evangelio” (Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa –Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 102-103-).

Objetos africanos:

Bocina de marfil

De este colmillo de elefante decorado, que Vincencio Juan de Lastanosa creía asiático pero que procedía en realidad, muy probablemente, del África occidental, conservamos tres descripciones escritas y un dibujo fechado en 1635. Las descripciones escritas son éstas:

“Otra [bocina] de marfil de casi una vara de largo, de un Rey del Japón, los dos tercios estriados y el último escamado; remata en una cabeza de caimán, tiene asida con la boca la cabeza de un rey” (Juan Francisco Andrés de Uztarroz, Descripción del palacio y los jardines de Vincencio Juan de Lastanosa, Hispanic Society of America, B-2424, f. 47).

“Una bocina de marfil de casi una vara de larga de un Rey del Japón” (Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave, Hispanic Society of America, B-2424, f. 75v.).

“Una bocina de marfil de casi una vara de largo de una pieza, los dos tercios estriada con mucha gala, en el ultimo hecha una cabeza de caimán con muchas escamas, y de la boca le sale una cabeza de un indio coronado, era de un Rey de la India” (Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa –Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379, f. 102v.-)

Dibujo con las inscripciones “Bocina de marfil que está entre las antigüedades de Vincencio Lastanosa en el año 1635” y “Bocina de marfil. Tiene de largo una vara menos una sesma. Es de una pieza” (el dibujo es propiedad de Francisco J. Asín Remírez de Esparza):


Para el origen africano de la “bocina”, y la existencia en museos internacionales de piezas muy semejantes a esta, que son precisamente africanas, véase Santiago ECHANDI ERCILA, “Filosofía y saberes del Barroco (En las bibliotecas de Spinoza y de Lastanosa)”, Actas del I y II Curso en torno a Lastanosa, Huesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 2000, p. 69-73 y Ezio BASSANI y William B. FAGG, Africa and the Renaissance: art in ivory, 1998.

 

 

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es