.. realizar la busqueda ..
 
 
  Enlaces de Interés
Instituto de Estudios Altoaragoneses Lastanosa
imprimir
BIBLIOTECA


“Su famosa biblioteca, depósito de curiosidades y maravillas”. Así es definida la Biblioteca lastanosina en la dedicatoria a Vincencio Juan de Lastanosa que figura en una obra de Francisco de Quevedo, La fortuna con seso, publicada en Zaragoza en 1650.

Catálogo de la Biblioteca de Lastanosa (Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379)


En la actualidad, aunque resta todavía mucho por hacer, conocemos mejor la Biblioteca reunida por Lastanosa en la Huesca del siglo XVII. Y por tanto, también lo que la hacía “famosa”. Dicha fama no derivaba tanto del volumen de las obras que llegó a poseer el mecenas oscense (fueron, posiblemente, entre 1.000 y 2.000 libros y manuscritos, una cantidad en absoluto excepcional, ni siquiera en la España de su tiempo) cuanto de la variedad, y en bastantes caso lo poco frecuente, de su contenido.

La Biblioteca como espacio físico –veáse a este respecto el apartado Biblioteca dentro de la sección dedicada al Palacio lastanosino-. La Biblioteca era una amplia sala rectangular, de unos 13 por 8 metros, situada en la planta más alta del palacio. La puerta de acceso estaba decorada con retratos de Homero y Séneca. Y en las estanterías para los libros, adosadas a los muros y pintadas de negro y oro, había representaciones de Apolo y las Musas.

En la Biblioteca se encontraban también Escritorios de bella factura, que albergaban una parte importante de las colecciones lastanosinas (monedas y medallas, camafeos y piedras preciosas, esculturas de pequeño tamaño, instrumentos científicos, libros de alquimia y de retratos, etc), así como mapas y vistas de ciudades, diversas esculturas, esferas celestes y terrestres, o un espejo convexo en el que se veía reflejada toda la Biblioteca.

Contenido. Es conocido gracias, sobre todo, a los siguientes catálogos: el manuscrito U-379 de la Biblioteca Real de Estocolmo, conservado en Suecia desde poco después de la muerte de Lastanosa; un segundo catálogo, actualmente perdido, que fue extractado en Zaragoza en el siglo XVIII por Félix Latassa; y la Narración de lo que le pasó a don Vincencio Lastanosa a 15 de octubre del año 1662 con un religioso docto y grave (un manuscrito existente tanto en la Biblioteca Nacional de España como en la Hispanic Society of America).

Los libros que poseyó Lastanosa se imprimieron, en su mayoría, en España (un 60% del total), en 32 ciudades diferentes. El resto se publicaron en unas 30 ciudades europeas. En cuanto a la época de publicación, la mayor parte eran del último cuarto del siglo XVI y del siglo XVII, siendo más raros los de la primera mitad del XVI y del periodo incunable.

Vias de entrada y salida. Las vías de llegada a Huesca de los libros y manuscritos que formaban la Biblioteca lastanosina fueron variadas (libreros profesionales, la red de contactos europeos de Lastanosa, figuras aún poco conocidas como Juan de Garriz, etc). En cuanto a la salida y dispersión final de sus fondos, comenzó según parece inmediatamente después de la muerte de Vincencio Juan de Lastanosa.

Siete ex libris impresos de Lastanosa pegados juntos (Biblioteca Real de Estocolmo, manuscrito U-379)


La presencia, todavía hoy, del ex libris de Lastanosa en los libros y manuscritos que reunió en la Huesca del siglo XVII está permitiendo localizar un número creciente de los mismos en bibliotecas y colecciones españolas y extranjeras, tanto públicas como privadas.

imprimir

volver   
  Instituto de Estudios Altoaragoneses                               Tel: 974 294 120                               lastanosa@iea.es